Érase una vez un mulato de ascendencia inglesa nacido en Nine Mile, una pequeña localidad al norte de la isla de Jamaica, al que le gustaba hacer ‘ruido’ allá por donde pasaba, y fiel seguidor de la fe rastafari. En efecto amigos, hablamos de Bob Marley, el más conocido y respetado intérprete de la música reggae que han visto los tiempos.

No, woman, no cry; No, woman, no cry. eh, yeah!
A little darlin’, don’t shed no tears: No, woman, no cry. eh!

Es por todo esto que se merece uno y cien tributos, como el que tendrá lugar este miércoles 17 de febrero, de 18 a 20 horas en el Hard Rock Café de Madrid, y cuya música correrá a cargo de los músicos que colaboran habitualmente con la sala. La entrada es libre, y contarán con Happy Hour para hacer más amena la tarde. Todo ello coincidiendo con el lanzamiento del merchandising del artista en beneficio de la asociación City of Hope, que se dedica a la investigación y tratamiento de enfermedades graves como el cáncer o la diabetes.

Sin duda el plan perfecto para trasladarnos a las paradisíacas playas jamaicanas, un frío miércoles cualquiera en Madrid.