Esta semana he salido de la rutina con la gira de presentación de “Material Inflamable”, el último disco de Gritando en Silencio. Un álbum con el que los sevillanos pretenden que ardan conciencias y con el que tienen el viento a favor para convertirse en una de las bandas de rock más influyentes de nuestro país (si es que no lo son ya). Vivir el momento, la inmigración o el desamor son algunos de los temas que se tratan en este trabajo de diez. He podido hablar sobre este “Material Inflamable” con su vocalista, Marcos Molina y me ha contado todo esto:

  • Material Inflamable: ¿qué pretendéis que arda con este nuevo trabajo? 

Principalmente almas y conciencias; en esta Era del Plástico donde todo (incluído las emociones) tiende al postureo, a lo superficial y al artificio… se genera a veces una necesidad, a menudo autodestructiva, de emociones reales y viscerales. Hay veces que sentir en la piel la ira de la tormenta se hace necesario para recordarte que estás vivo a pesar del daño que puedas recibir.

  • ¿Cómo ha respondido el público en la gira de acústicos?

De manera soberbia, la verdad: Ha habido muchos sitios donde ha costado encajar tanta gente y donde la hilera de público esperando para entrar llegaba hasta las escaleras y continuaba en la planta de abajo.

  • ¿Qué es lo más raro que os ha pasado en esta gira de presentación?

Pues no sabría decirte. Siempre nos sorprende cuando alguien te dice que tus canciones le han cambiado la vida y le han hecho seguir adelante cuando no tenían a qué agarrarse, pero eso aunque raro y sorprendente, siempre es algo muy bonito. Si hablamos de algo bizarro… cuando un tipo, con sus pintas de rockero y de tipo duro te espeta “fírmame en el pecho” siempre es algo que te deja fuera de combate. Jajaja.

  • ¿Cuándo empezasteis a componer para Material Inflamable?  ¿Qué influencias habéis tenido?

El grueso del disco se empezó a gestar a finales de 2017. El primer tema fue Lágrimas de un paria y lo compuse para estrenarlo en acústico en un festival solidario en Áyora. Durante el proceso hemos estado bastante pendientes de los devenires del rock internacional, que tanto nos gusta, aunque le hemos prestado más atención quizás al rock sureño que otras veces.

  • Entre vuestro disco anterior y este han pasado unos 3 años , ¿qué habéis hecho en este tiempo (a parte de componer)? 

Pues la gira del disco anterior nos ha tenido bastante ocupados la mayor parte del tiempo. Tanto que tuvimos que hacer un semi-parón para tener tiempo de componer y perfilar el nuevo disco. Nunca habíamos tenido una gira tan intensa como la anterior, y esta no tiene pinta de que vaya a ser más suave. Pero lo vemos como un buen síntoma, y al fin y al cabo, somos perros de carretera y lo estamos deseando.

  • Habláis de que es un disco escrito para ese momento en el que tienes que buscarte a ti mismo y elegir un nuevo camino: ¿consideráis que lo habéis encontrado? 

De momento sí; creemos que tenemos la proa del barco apuntando a donde tiene que apuntar. Pero también somos de los que pensamos que la vida va de recalibrar constantemente el timón, de aprender cosas nuevas y de buscar nuevas metas: Tener la certeza y el conformismo de creer saberlo todo es apretar el gatillo en la pistola que el niño que una vez fuimos, y que llevamos dentro, tiene apuntando a su cabeza.

  • ¿Cuál es la canción más autobiográfica de Material Inflamable?

Esta es de las típicas preguntas que es más fácil responder si se formula al revés: ¡¿Cual no lo es?! Jeje.

Personalmente me identifico muchísimo con “Atrapado en tu mundo”, pero también con “Días grises” y con “Sácame de aquí”.

  • ¿Cómo salís de la rutina?

Pues dado que nuestro trabajo está lleno de viajes, de noches locas, de rock, de alcohol y de estar rodeado de desconocidos… encuentro muy placentero quedarme en casa o quedar con los amigos de siempre. Personalmente me encanta el cine, las series, el anime, los cómics, un buen libro, los juegos de mesa y los de rol, y soy un gamer empedernido con más de 800 títulos originales en el PC.

  • Tenéis una canción en Material Inflamable que habla sobre Andalucía y sobre nuestras raíces (“Volviendo a casa”): ¿por qué creéis que en Andalucía no tenemos tanta cultura de rock? 

En Andalucía hay muchos rockeros, hacen bastante ruido, y son un público excepcional. Pero de lo que está claro que carecemos es de un circuito donde poder disfrutarlo y que ayude a extenderlo. Andalucía es tierra de flamenco; es lo que vendemos al exterior y es por lo que se apuesta desde las administraciones. Yo conocí el rock a los 16 y fue amor a primera vista, anteriormente la música nunca me llamó mucho la atención porque todo lo que llegó a mis oídos era flamenco o pop comercial de radio fórmula.

  • En el disco usáis varios temas como protesta: inmigración , toros… ¿Deberíamos de protestar más en España?

Por supuesto. Una sociedad acomodada que deja de luchar y de buscar mejorarse a sí misma constantemente tiene lo que merece cuando es pasto de la degradación. La entropía es una máxima universal: si quieres tu casa habitable como el primer día tendrás que cortar el césped a menudo, pintar la valla cada varios años, etc etc. ¿Que pensarían nuestro abuelos si vieran cómo hemos dejado que nos arrebaten todos esos derechos por los ellos lucharon? La vida es para luchar; “Sólo los peces muertos siguen la corriente del río”, como decía la canción.

  • En este álbum habéis incluido canciones protesta, melancólicas pero también está “Como si no hubiera nada más” que nos anima a vivir el momento. ¿Con qué mensaje habéis conectado más con vuestro público en esta gira de presentación? 

Hay demasiada diversidad de opiniones en ese sentido. A nosotros nos gusta pensar que el disco no es una amalgama de obras independientes, sino que la obra es el disco en sí. Somos una banda de rock y hacemos canciones para diferentes estados de ánimo que puedan ponerle banda sonora a diferentes momentos en la vida.

  • Con este disco os habéis consolidado como una de las bandas imprescindibles del rock en español. ¿Como valoráis vuestra evolución desde aquella primera maqueta “Y ahora qué”? 

Pues la verdad es que ha llovido bastante y hemos andado un largo camino. La trayectoria musical de la banda es también la historia de cómo hemos ido aprendiendo a tocar. Hay que tener en cuenta que no hemos tenido otras bandas ni otros proyectos y que cuando empezamos ni siquiera sabíamos tocar. Empezamos en el instituto y simplemente nos fue bien. La primera maqueta cayó cuando llevábamos un año tocando juntos, y no tenía ningunas pretensiones. Pero la sacamos y a partir de ahí se nos empezó a ir poco a poco de las manos. El resto es historia.

  • Tras la gira de acústicos empieza la Gira Incendiaria. ¿Tenéis otros proyectos?¿quizás algún festival?

Pues la verdad es que el formato acústico en plan sureño, con guitarra de 12 cuerdas y dobro, nos ha gustado bastante. Así que creo que vamos a grabar algo en vídeo en ese formato para quien no lo ha podido ver. En cuanto a festivales hay muchos por confirmar aún, pero están ya publicados el Concierto contra la represión (08Dic – Marinaleda), F*ck Censorship (26Ene – Villena) y el RivasRock (11Mayo – Rivas, Madrid).

  • ¿Hacia donde va el tren de Gritando en Silencio? 

Difícil de vaticinar. Lo que sí sabemos es que seguiremos hacia adelante a toda máquina. A menudo no depende de uno mismo el “hasta dónde llegaré”, sino el “cómo quieres llegar y qué estás dispuesto a sacrificar”, que suele ser mucho más importante si aspiras a conservar tu integridad en el proceso.
¿Y quién sabe que hay al otro lado de las montañas? ¿Desfalleceré por el camino? A veces es mejor no saberlo, porque forma parte de lo que da emoción a este maldito viaje y a la aventura de vivir.