Faz es la propuesta musical de Itziar Baiza y Nacho Mur. Su disco homónimo está formado por 11 canciones y fue grabado en los Estudios SuperAudiomatic de Madrid en enero del 2017, cuya grabación y mezcla fue responsable José María Rosillo. Es un trabajo creado por y para el directo. Un sonido que invita a viajar al pasado, que baila en la línea de lo tradicional y la búsqueda, con una gran calidad sonora.

Esta tormenta de verano
lleva tu nombre en mayúsculas
Se me está mojando el alma
se nos va a inundar la pena

A pesar de la juventud de los dos componentes, son muy conocidos y apreciados en el mundo de la música. Nacho Mur es de los músicos más cotizados y reclamados por grupos y artistas. Actualmente es el guitarrista de La M.O.D.A pero también acompaña a Marilia y a ELE, entre otros artistas.

Itziar Baiza es una de las mejores jóvenes voces y con mayor proyección de nuestro panorama nacional femenino. Tiene un don en la garganta, que trabaja y sabe sacarle todo el partido, y además es una gran compositora, como bien podemos comprobar.

“Prometo dejarlo pasar
prometo pensarlo otra vez
Nadie dijo que fuera fácil
mirarse de frente con los cristales mojados”

La presentación en sociedad y en directo tuvo lugar el 28 de mayo del 2017 en el Teatro del Arte, con el cartel de “Entradas agotadas” en la puerta. Volvieron a tocar el 27 de octubre en La Sala Babel de Torrelodones. Y hasta el pasado domingo, 14 de enero, no habían regresado a las tablas. Esta vez el lugar elegido fue el Teatro del Barrio.

Es un formato que requiere unas condiciones especiales para poder mostrar con la mayor calidad y belleza lo que ellos llevan dentro.

Abrieron el concierto con “Todo está bien”, tema que cierra el disco. Y terminaron con “Botón de pánico”, una canción con una gran carga emocional y emotiva, de mucha fuerza.

Un total de 15 canciones formaron el repertorio donde demostraron que tienen un aura especial, una luz inigualable.

Nacho Mur con su guitarra te atraviesa el pecho como un arpón.Te deja levitando con el corazón abierto y en llamas en cualquier otro lugar que no es tu butaca. Te deja abierto en carne viva lo que dura su música. Y ahí aparece la voz de Itziar. Y te salva. Porque canta el dolor y la tristeza con una majestuosa belleza. Es bálsamo curativo.

Un gran momento fue cuando interpretaron “Pez de viento” y sobre las tablas aparecieron Sara Lu y Amelia Emma, dos bailarinas que vinieron desde Berlín para compartir y arropar esa tarde con su arte. Y crearon un encuentro musical entre dos almas desoladas, haciendo un lenguaje propio y corporal, más allá de las palabras.

He de decir que este concierto me reseteó el alma y me pellizcó con su sensibilidad recovecos que creía olvidados. Esto es MÚSICA, señores y señoras; y una gran alegría ver que hay futuro y esperanza.

Larga vida a Faz.