El pasado viernes fui al Fraggel Pop, antiguo Búho Real de Madrid, a disfrutar de un concierto de dos cantautores a los que admiro y quiero, Héctor Méndez y Dácil Santana.

Este formato de unir dos artistas nos da la ventaja que disfrutar un “doble concierto” y en estos tiempos que corren en los que parece que no hay término medio, o llenas una sala o no va nadie, se hace casi necesario este tipo de conciertos.

La vida premia al valiente y, por eso, si crees en algo ¡hazlo!

Esta frase de Dácil son sirve de presentación para los dos cantautores.

 

Héctor Méndez es un salmantino afincado en Madrid desde hace diez años. Su pasión por la música le trajo a la capital, aunque antes pasó por Londres donde su voz se escuchó en los pasillos del metro.

Su discografía está formada por su primer cd ‘Capricho del destino’, el EP ‘Sentirse cerca’ y por su último disco ‘Tengo que decirte’. Ha dado muchos conciertos en distintas ciudades españolas y recibidos premios tan importantes como el Certamen de jóvenes cantautores de Burgos.

En sus canciones habla de cosas cotidianas, reales, de esas que nos suceden a todos pero pocos como él saben contarlas ten bien. Posee una voz potente y melódica, es una maravilla.

Dácil Santana es una joven canaria con un gran futuro en el mundo de la música.

Su primer EP, ‘Abril’, vió la luz en 2013 y está compuesto por 7 canciones. A día de hoy prepara los últimos detalles para que ‘Desaprender’, el que será su segundo EP, salga a la calle.

Tiene una voz preciosa, con una calidez que atrapa y engancha. A pesar de su juventud fue seleccionada para abrir los conciertos de Pedro Guerra en su gira por la Islas Canarias. También ha teloneado a Funambulista, Marwan… entre otros. Os recomiendo escucharla en directo porque es canela en rama.

El concierto fue muy bonito, se alternaron en turnos para cantas su propios temas y en un par de ocasiones cantaron juntos.
Lui Sinese, María Vasán, La Chica Metáfora y Mari Carmen Puig fueron los invitados por los artistas que se unieron a la fiesta.

Un concierto de dos horas que pasaron volando. Ojalá pronto pueda ver a Héctor y a Dácil en un escenario.

Gracias chicos, fue genial!.