El grupo terrorista ISIS (Estado Islámico) ha conseguido entrar en la cuenta de twitter de Justin Bieber y difundir un vídeo de unos 15 minutos en los que aparecían las imágenes sangrientas de cuatro rehenes maniatados que son ejecutados por un verdugo. El grupo ha querido aprovechar los 74 millones de seguidores del cantante en la red social como medio de propaganda. Las imágenes fueron rápidamente eliminadas.