Me encanta el verano, pero también me encanta esta época de transición, de “vuelta al cole” y de nuevos proyectos. Porque es la época de nuevos discos, de ventas de entradas, de avances de carteles… de saber qué es lo que vamos a escuchar el año que viene y en qué festivales vamos a salir de la rutina.

Por ejemplo, me ha sorprendido el nuevo disco de Efecto Pasillo: “Barrio Las Banderas” y el de Rozalén “Cuando el río suena…” en los que los artistas siguen fieles a sus estilos aunque con alguna sorpresa…

Pero ya sabéis que siento predilección por Los Aslándticos y no puedo parar de escuchar su nuevo “Aquí y Ahora” recién salido del horno con unas letras llenas de positividad (filosofía del grupo) y la calidad del sonido que tienen sus temas con respecto a trabajos anteriores.

Otro grupo con una increíble proyección que también ha mejorado en la calidad del sonido, de las letras y que también tiene su disco recién salido al mercado es La Maravillosa Orquesta del Alcohol: “Salvavida (de las balas perdidas)”, un disco con el que ya han agotado las entradas para 3 conciertos consecutivos en la Joy Eslava para finales de noviembre. Ahora están de gira de acústicos por las Fnacs, te aconsejo que si te pilla algún cerca no te lo pierdas.

Si eres de los que (como yo) escuchar discos nuevos es una especie de ritual (hay que escucharlo tranquilo, entendiendo las letras, en bucle varias veces para saborearlo…), entonces también serás de los que quieres disfrutar de sus directos.

Las entradas para algunos de los mejores festivales del año que viene ya han salido a la venta como Primavera Trompetera o mi querido Viña Rock (sí, yo también guardé la cola virtual…). No te preocupes: todavía hay tiempo de sacar entradas y de aprenderse canciones. Los primeros avances de cartel están saliendo ya, ¡y seguro que en más de uno podremos escuchar en directo estos nuevos trabajos!