Me aprendí la letra de esta canción de Molotov cuando tenía 15 años. Por entonces, yo no entendía que la letra de una canción pudiera utilizarse como medio de protesta. Hoy, y más que nunca, defiendo que es un deber y una responsabilidad utilizar la música como modo de representación de la voz de muchos cuando en nombre de todos se están tomando decisiones que atentan contra el mundo civilizado en el que creía yo que vivía.

Aquí estamos, abriendo los ojos, y apoyando las causas injustas.

La versión original de “Gimme tha power” de Molotov