Este fin de semana estuvo Bruno Sotos en Madrid ofreciendo dos conciertos muy diferentes: uno acústico, en Itaca Concep; y otro acompañado de Miguel Forteza al violín y Miguel Sueiras al saxo en el Fraggeel Pop, antiguo Búho Real.

Yo estuve en la ‘casa’ de Pilar y Nacho, un lugar mágico en Alcorcón. En ambos conciertos, se vendieron todas las entradas.

El de Andratx es autodidacta y comenzó a coquetar en el mundo de la música gracias a su tío Javi Sotos, celebre cantautor. Junto a él grabó dos discos: ‘Lugares comunes‘ y ‘Regreso a la vida‘. Pero es a finales del 2015 cuando ve la luz su primer trabajo en solitario bajo la producción de Alberto Domínguez y el sello de Produccions BAU. ‘Para respirar’ está formado por once temas, todos compuestos por el autor excepto el último que es de Javier Álvarez, que colabora en otra canción como también se unieron este proyecto aportando sus voces Andrés Suárez, Manuel Cuesta y Sara Díez.

Me he lanzado contra el viento, me acompaña mi locura
Me escapé de la penumbra esquivando nieve y lluvia.
Hoy puedo ver mi libertad. La pena ya se fue, se fue, se fue ..

Sus canciones nacen de lo cotidiano, de lo real. Sus letras nos hablan de la vida y la muerte, de la alegría y la tristeza, del amor e incluso de la droga. Y es que sus temas son puro sentimiento y por eso emocionan tanto al oírlos. El mar, la montaña, el viento,.. son elementos muy de su día a día para él y son reflejados en sus canciones.

Su voz es bella y dulce, aparentemente frágil pero con una gran fuerza.

Bruno Sotos es transparente, cercano, generoso, amigo de sus amigos, un tipo sonriente y, aunque no lo parezca,algo tímido.

Su paso por el programa de televisión, Got Talent, ha siso un gran trampolín para que su gran talento sea mucho más conocido. Pero esta fama y popularidad no le cambia y volvió a ese lugar que le recibió siempre en sus inicios por Madrid, Itaca Concept.

Fue un concierto precioso, en acústico, desenchufado y para un reducido numero de personas. Su simpatía, su voz, sus canciones y ese brillo en sus ojos embriagaron de belleza a los presentes.

Entre el público estaba Juanfran Esparza e invitado por Bruno, salió y nos regaló un tema suyo.

No hace falta que os diga que le adoro porque es un gran artista y una persona increíble. Todo lo bueno que le está pasando y lo que vendrá, se lo merece.

No puedo finalizar esta crónica sin mencionar a su primo Ángel Sotos, amigo y fiel escudero. Sin duda, un gran pilar de la vida de Bruno.

Os dejo el concierto que dio desde su casa las pasadas navidades.