El pasado 4 de septiembre Bruno Bonacorso presentó AFTER EGO, su segundo trabajo de estudio en solitario. El lugar elegido fue la mítica sala Galileo Galilei, el templo musical por excelencia de la noche madrileña.

El señor Bonacorso nació en Rosario (Argentina) y desde muy temprana edad sintió la llamada de la música. Formó parte de grupos musicales como Sasha Mahareshi o The Bolivian Connection. Y en 2003, con 25 años, decide saltar el charco y venirse a España y promocionar su carrera musical. En 2008, junto a Elena Buguedo y Fede Comín, forman “La BBC & los minicomponentes”, con los que graba dos volúmenes.

En julio de 2013 sale a la luz su primer disco en solitario, “El Antídoto”, en formato USB con siete temas y autoeditado. Un disco compuesto por la fusión musical de diferentes estilos, una continua búsqueda de sonidos distintos en cada canción pero con un resultado global uniforme y compacto. Un gran debut en solitario.

Todo lo que me gusta
se queda en mi memoria.
Todo lo que me asusta
se pierde en mi memoria

Una campaña de crowdfunding ha sido el trampolín para AFTER EGO, un disco formado por nueve temas nuevos, que fueron compuestos entre 2014 y 2016, y por la versión del tango demoledor del gran Enrique Cardícamo, ‘Nostalgias’. Para este disco cuenta con la colaboración de Patricia Lázaro y Fede Comín.

Un trabajo con sabor a rock argentino pero con una clara influencia de la música de autor, una mezcla maravillosa que da lugar a sonidos con contenido y muy pegadizos desde la primera escucha.

El hispano argentino lleva en la música veinte años, todo un veterano de los escenarios y en la presentación firmó una actuación sobresaliente.

Estuvo acompañado por toda su banda compuesta por Pedro Corral (batería), Richi Esteban (bajo), Aure Ortega (teclado), Martín Lemí (guitarra), Manu Clavijo (violín). Kranky (guitarra), y Fabián Carbone (bandoneón). Y Patricia Lázaro y Fede Comín fueron sus invitados de lujo.

No hay nada más dulce
que esta vida

Fueron casi dos horas brillantes,vibrantes, emotivas y de una gran carga de positividad. El público, muy entregado, cantó e incluso se tuvo que contener en sus asientos las ganas de levantarse y bailar junto a Bruno algunos temas.

Cantó todo el repertorio de su nuevo trabajo, recuperó canciones de ‘El Antídoto’ como El único camino, Wait for me o la magnífica canción que es un homenaje a Elvis Presley, If you are.

Este disco va a dar mucho que hablar y grandes alegrías a Bruno Bonacorso. Os lo recomiendo, no le perdáis de vista porque estamos ante un gran músico.