El mes de abril lo iniciamos musicalmente el domingo 2 con el concierto de la maravillosa Bel en el Café Libertad 8.
Para mi sus directos ya son necesarios e imprescindibles por la calidad, la calidez y la belleza emocional que desprende y te hace respirar.

Quiero llamar a tu puerta
sin tener que golpear
con una mano

Belén Gordillo fue una niña con una gran creatividad y se sentía atraída por todo aquello que era Arte. Y según pasaron los años fue formándome en diferentes campos artísticos.

Se tituló en Danza Española con 18 años, en el Conservatorio de Danza de Córdoba, más tarde se licenció en Interpretación Gestual, en la RESAD de Madrid.

Ha formado parte como bailarina y cantante de la compañía de percusión, danza y teatro MAYÚMANA, recorriendo parte de Europa y Sudamérica con “Mayúmana show”, y el musical Infantil ÁDRABA.

Su carrera musical como ‘Bel‘ comenzó en 2009 en Ibiza donde comenzó a componer y cantar sus propios temas.

El primer EP de Bel vio la luz en 2012 acompañada del guitarrista Pedro Peinado y bajo la producción y los arreglos de Raúl Ruiz.

En 2014 nació su primer disco ‘Pasatos de Jijala’, grabado en el estudio de Joaquín Sabina.

Sus inquietudes artísticas la han llevado en ocasiones a acercarse a la poesía interviniendo en recitales convocados por la editorial Huerga&Fierro y ha musicalizado poemas de autoras actuales como Yolanda Sáez de Tejada.

La música de Bel tiene clara influencia del flamenco de su tierra pero también de los cantautores españoles y la música latinoamericana.

El concierto duró casi dos horas donde Bel hizo música con su cuerpo, tocó la guitarra, zapateó,.. todo un derroche de simpatía, energía y calidad. Y canto todos sus temas publicados, alguno que aún no como el que le dedica a su madre y sus Belsiones, como ella denomina.

En esta ocasión vino muy bien acompañada por Adán Latonda Crespo, Albert Anguela Rosell, Sara Veneros, Pilar Machi, Carlos Bueso y Rober Guío. Despidieron todos el conciertos subidos al escenario cantando con el público ‘Despacito’, una gozada.

‘La vida es un juego que gana el que más disfruta’ (Raquel Aldana) … y en cualquier momento sonará la campana que de fin al recreo. Esta idea está muy presente en Bel como persona y como artista. Ella disfruta -siempre en gerundio- AMANDO (a su familia, a sus amigos,..) y TRABAJANDO (cantando, comunicando, ..)

Sus conciertos van mucho más allá de la música, es la manera de enseñarte a disfrutar, y al terminar sería conveniente preguntarse si uno sobrevive o disfruta.

Y yo que soy un disfrutón no me pierdo el próximo concierto de esta magnífica mujer.