Es San Valentín y aunque seas o no partidario de celebrarlo, déjame usar esta fecha para declararme a mi gran amor: la música.

Hace unos días salí de la rutina en un tributo a Queen (el grupo se llamaba Remember Queen) y allí, escuchando “I want to break free” y “Somebody to love” me hice una reflexión a mí misma: que estaba enamorada de la música. Y sí, ya sé que no es muy original (y menos desde que salió la peli), pero escuchar aquellos clásicos en directo me hizo estar mucho más serena, me evadió, me hizo olvidar, me hizo cosquillas… ¿y qué es eso sino amor? 

Enamórate de alguien que vaya a estar ahí siempre, que no te falle, que no esté a la última, que no entienda de lo que le guste a los demás, que le importe lo que te guste a tí. Enamórate de una canción, de un cantante, de un grupo, de un momento, de un acorde, de un concierto. Porque sí, hay música que te seguirá enamorando pase lo que pase y hay música que se irá con la misma base electrónica con la que llegó. Hay música que te enamorará desde pequeño y otra que te llegará más maduro.

Tu solo abre los oídos y enamórate, enamórate de la música, de la buena música porque lo bueno no pasa de moda. Feliz San Valentín ❤️