Cuando piensas que en  esto del indie y del rock alternativo de este país hay mucha mediocridad, entonces llega una banda como Buenaventura y te tragas tus palabras.

Y es cuando te preguntas cómo es que Supersubmarina llena estadios y gente como esta no. Luego te das cuenta que el problema tal vez no sea sólo de las bandas. Y así podríamos seguir un buen rato. Pero prefiero hablarles de esta pedazo de banda asturiana.

Hablar de Buenaventura es hacerlo de Ulises (Pola de Laviana, Asturias). Alma mater del proyecto como compositor, guitarra, instrumento que maneja con gran destreza, y voz, ha sabido rodearse de un elenco de talentosos músicos que encajan a la perfección, Boniel Llaneza a la batería, Tato Isoba a la guitarra y Diego Infiesta al bajo.

La banda cuenta con dos trabajos, ambos registrados por Alberto del Mazo y mezclados por Paco Loco. El primero de ellos, un EP, grabado en 2015 bajo el título de “3-2-1-0”, es una pequeña muestra del buen sonido de la banda, aunque nos deja un poco con la miel en los labios por su corta duración. Pero estamos de enhorabuena porque recientemente ha salido su segundo trabajo, en esta ocasión un largo recorrido, compuesto de 11 temas, bajo el nombre de “Incendios”, corte número dos del álbum, y que viene con un videoclip bajo el brazo, realizado por Laura Meixús y Dani Donkeyboy.

Buenaventura tiene todo lo que una buena banda debe tener. Canciones bien hechas y trabajadas, repletas de guitarras poderosas y una sección rítmica que impide que despegues los pies del suelo y sigas disfrutando de ese muro de sonido que te envuelve en una espiral. Con unas letras en castellano nada desdeñables y bien cantadas.

Por si fuera poco, tienen un gran directo, un auténtico cañón, lo que les permitió el pasado mes de septiembre ganar el Concurso de Rock “Ciudad de Oviedo”, el concurso de música más importante a nivel regional.

A todos esos gurús musicales, discográficas, locutores, gente del mundillo… Escuchen a Buenaventura. Vayan a verlos en directo y luego me cuentan. Estarán en Madrid, el próximo 4 de Junio, en la Sala Fotomatón.